2012-12-20 17.33.16¿Por qué al principio de una relación la pasión, la atracción y el amor son los ingredientes básicos y luego ya no?

Saber qué se necesita para que una relación pueda ser exitosa durante muchos años, es algo que todos en algún momento de la vida queremos saber. Cuando conoces a una persona y sientes gran atracción por ella, e incluso piensas que es amor a primera vista, se presenta un cúmulo de asociaciones mentales donde el candidato a pareja sale completamente aprobado, aún sin realmente conocerlo en profundidad.

Saber qué se necesita para que una relación pueda ser exitosa durante muchos años, es algo que todos en algún momento de la vida queremos saber. Cuando conoces a una persona y sientes gran atracción por ella, e incluso piensas que es amor a primera vista, se presenta un cúmulo de asociaciones mentales donde el candidato a pareja sale completamente aprobado, aún sin realmente conocerlo en profundidad.

La personalidad, el carisma, el color de piel y en general todas las expectativas que tienes de una persona con la que quieres crear una relación, son patrones establecidos que a nivel inconsciente aprendiste. Estos patrones son disparados automáticamente al ver una persona que te gusta y haces una evaluación de los “pre-requisitos” y con cierto número de coincidencias, ya estás enamorado o enamorada.

Desafortunadamente y a pesar de que vamos a la escuela muchos años, no somos orientados en las relaciones interpersonales. Creamos relaciones siguiendo los mismos comportamientos que observamos en la gente que nos rodea: nuestra familia, en la escuela, con nuestro núcleo social. La manera de relacionarse que observas constantemente en otras personas, se queda guardada dentro de tu mente inconsciente y aflora en tu comportamiento sin que te des cuenta.

2012-12-20 17.29.38En los siguientes párrafos, vas a leer 9 cosas que normalmente hacemos inconscientemente y que propician el fin de una bonita relación. El propósito es que identífiques en qué cosas haces recurrentemente que evitan que tengas una relación extraordinaria y que en tu próxima relación escribas una historia nueva, o si es el caso de que te encuentres con una relación actualmente, es valioso saber cómo puedes evitar cometer errores que podrían terminar con la relación.

1. Pasar por alto “pequeñas cosas”

El concepto de comunicación suele estar mal interpretado al inicio de una relación. La pareja suele perdonar “pequeñas cosas” que no son de su agrado. En ese momento, se encuentran cegados por un estado de enamoramiento y no están interesados en aclarar o descubrir qué pasa con su pareja. Incluso hay quien piensa que su pareja se molestará al ser algo tan “pequeño” y tienen miedo de hablar para no quedar cómo tontos o fastidioso.

A medida que pasan los días, las semanas y los meses, esas pequeñas cosas comienzan a convertirse en grandes “monstruos” que acaban con la relación. Los seres humanos tenemos la característica de buscar más, de ir por más, de llegar más lejos. Cuando una persona no es frenada al hacer algo que te desagrada, irá por más y el daño para ti será mayor. Un hombre que golpea bruscamente a una mujer, es porque poco a poco fue avanzando y ella no le dio la importancia necesaria desde el inicio de la relación.

2. No conocerte a ti mismo

Uno de los principios que sustentan una relación exitosa, es que cada cual se conoce a sí mismo. Necesitas saber qué quieres, qué necesitas, qué esperas de tu pareja y qué estás dispuesto a dar. Lo anterior es una práctica poco común en las personas y los lleva a repetir los mismos patrones con cada relación. Como no se conocen, dejan que su comportamiento sea dirigido por su mente inconsciente, la cual toma las mismas decisiones con base a lo que has aprendido. Al conocerte, conscientemente puedes cambiar esas decisiones y puedes crear mejores relaciones.

2012-12-20 17.16.16Pongamos un ejemplo: una mujer termina con su pareja, pero él la sigue visitando en su casa, sólo tiene relaciones sexuales y se va. Ella tarda mucho en recuperarse por el rompimiento de ésta relación, pero tiene la necesidad de verlo, así que accede continuamente. Si ella se conociera, sabría lo que pasa cuando accede a estar con esa pareja y conscientemente tomaría la decisión de verlo en otro lado o terminar la relación.

3. No conocer los gustos y aversiones de tu pareja

Sorprender a tu pareja gratamente, sin duda te ayuda a crear una relación a largo plazo. Aunque para lograrlo necesitas conocer qué cosas le agradan a tu pareja y cuáles no. Al inicio de la relación le prestas mucha importancia y te esmeras en saber qué le gusta a él o a ella, pues acomplacerlo te ayudará a que se enamore profundamente de ti. Una vez que ya está enamorada (o) de ti, tiendes a olvidar sus gustos. Incluso hay personas que nunca le ponen atención a ésta parte tan importante. Si no sabes qué es lo que más le gusta a tu pareja, es momento de hacer la tarea. Ten cuidado porque podrías pensar que sabes lo que le gusta, pero realmente estar en un error.

Saber lo que no le gusta es tan importante cómo conocer lo que le agrada. Un pequeño detalle que modifiques puede hacer que se sienta muy bien o totalmente mal. Un hombre le dice a su esposa de cariño “cachetón”, a ella no le gusta, pero él no es capaz de observar a su esposa y notar que rostro refleja malestar, lo cual se hace mayor cuando lo hace delante de otras personas. Existen también personas que intencionalmente hacen cosas a su pareja para que ésta se moleste o se sienta mal, es diversión en un sentido aterrador.

4. Querer recibir sin dar

Algo que sin lugar a dudas conduce a terminar una relación, es consumir los recursos del amor sin sembrar más. Existen personas que durante su infancia se sintieron rechazados por sus padres, no fueron abrazados, besados, acariciados ni motivados por ellos, así que tienen un vacío de afecto. Son incapaces de abrazar, besar y acariciar. Cuando están en una relación, disfrutan del afecto que reciben de su pareja y quieren más, pero lo consumen al solo querer recibir y no dar.

Es imposible que algo que no tienes se quede contigo, si no puedes ser un amante cariñoso y tu pareja lo es, sentirá tu frialdad o podría pensar que no estás a gusto en la relación o que no la deseas, al final la conclusión es la misma, finalización de la relación. Todas las cosas que quieres recibir de tu pareja, necesitas empezar a darlas, así comenzarás a recibirlas también.

5. No saberse comunicar

El apego a tu pareja, es un comportamiento que lleva al miedo, miedo a perder la relación y éste a su vez impide la comunicación. Una buena comunicación es el principio para lograr una relación duradera. Si éste elemento está presente en la relación, todo se puede prevenir y todo se puede arreglar, hasta terminar la relación de modo menos doloroso.

Debemos ver el conflicto en la relación como algo normal que nos ayuda a crecer como individuos y como pareja. Conflicto no es lo mismo que pelea, simplemente es no estar de acuerdo. Una buena comunicación implica en ambos: apertura, flexibilidad, saber escuchar, mantenerse serenos, no tomarlo personal, honestidad, respeto y la firme intención de llegar a un acuerdo donde los dos queden satisfechos.

6. Aguantar cosas y callarlas

Todo lo que te lastima y no lo expresas, te crea una emoción desagradable que con el tiempo se irá convirtiendo en rencor hacia tu pareja. Comenzará a generar irritación y comportamientos desagradables también de parte tuya. Esta molestia y rencor es el principio de una separación dolorosa.

Ella, sin ser consciente, hace constantemente comentarios peyorativos de él, lo menosprecia. El no dice nada, pero se va guardando ese sentimiento. Llegará un punto en que generalizará pensando que “siempre” se le trata mal, soltará todo su rencor de un solo golpe y será complicado que la relación pueda continuar. Ella podría hacer algo para cambiar su comportamiento, sólo que para ese momento él estará muy sensible como para soportar el tiempo que a ella le lleve modificar su conducta.

7. Reprimir

2013-11-21 17.20.37-6Somos como somos y tarde o temprano nuestra personalidad querrá salir a la luz. Suele pasar que nos reprimimos con la finalidad de complacer a nuestra pareja o bien, para evitar que se moleste con alguno de nuestros comentarios o acciones. Reprimirte, es dejar de hacer aquello que te gusta, que deseas hacer y por consiguiente te generará emociones desagradables.

El hombre siente celos de que ella tenga amigos. La mujer toma la decisión de no profundizar su amistad con los hombres aún cuando ella tiene el deseo de tener amigos. Ella no asiste a convivencias con sus amigas cuando hay hombres, a pesar de que lo desea. Ella comenzará a vivir amargada por eso y podría crear una total dependencia de él, lo que no la dejará ser plena y por consiguiente a tener una relación donde no se siente feliz.

 

8. Usar amenazas o chantajes

Existen padres que satisfacen los berrinches de sus hijos dándoles todo lo que piden. Estos pequeños crecen con la idea de que pueden conseguir lo que quieren a la fuerza y se valen de todos los medios a su alcance para lograrlo. Una persona que dice a su pareja: si haces ésto, te dejo. Este tipo de declaraciones resulta fatal porque en la mayoría de los casos no lo hará. No importa en qué situación se de, no hay una justificación para ello si tienes el deseo genuino de crear una relación de muchos años.

Puede ser que tu pareja simplemente piense que igual hará las cosas que desea hacer porque así se siente plena. Entonces, como la amenaza ya fue hecha, estarás en una encrucijada donde puedes satisfacer tu ego y realmente terminar la relación o no terminarla, con lo que tu credibilidad se va al suelo para asuntos que sí sean transcendentales para la relación.

9. Querer moldear a tu pareja

Tener la esperanza e idea de que puedes cambiar a tu pareja, es sólo una alucinación. Cuando tienes ganas de comprar una mascota, compras la que te gusta. Supongamos que quieres tener un perro, así que vas a la veterinaria y compras un gato. Ya que tienes a tu gato, te molestas porque no va por la pelota, no ladra y no mueve la cola cuando te ve llegar. Te molestas porque no le gusta salir a la calle a pasear contigo.

2013-11-21 17.20.37-4Ella quiere a su lado un hombre responsable y trabajador, pero se involucra con hombres inestables que no dan una en sus trabajos y que no le dan importancia a eso. Ella se siente muy atraída por él porque le da emociones especiales y hermosas. Imagina que al estar él a su lado, ella lo hará comprender y él, por el amor que le tiene, hará a un lado todas las creencias con las que creció y serán felices por siempre. Cosa que solamente sucede en las películas.

Atiende éstos 9 puntos para que tengas una idea más clara de una relación verdadera y tengas mayores posibilidades de que la relación dure a largo plazo. Es importante que trabajes en tu desarrollo personal y que como pareja lo hagan juntos. Pregúntate cada día ¿cómo puede hacer para que mi pareja se sienta amada y feliz? Inventa nuevas cosas que le den vida a tu relación. Seduce a tu pareja, provoca que se sienta deseada. Hazle preguntas que refuercen su amor, por ejemplo ¿cómo es que te amo tanto? o ¿cómo haces para que sienta tanto deseo por ti? Llévale a lugares inesperados y excitantes que no conozca. Revive experiencias y momentos lindos de cuando se conocieron.

Hacer lo anterior y más cada vez que sea posible, ayuda a mantener la atención en ambos y continúa llenando la relación de emociones agradables: felicidad, sorpresa, amor, etc. Desarrolla estas dinámicas día con día, semana con semana, mes con mes, año tras año y tendrás la relación que has soñado tanto.